JA Teline V - шаблон joomla Форекс
24
Sat, Jun

Tomoya Hosoda es un joven transgénero que apenas 25 años de edad que se convirtió en la primera persona transgénero en ser elegida para un puesto público en Japón.
 

 

 

Un interesante estudio en hijos de parejas del mismo sexo/género. (en Inglés)

 

Descargar aquí

Importante estudio el publicado en Pediatrics, que avala la estrategia de utilizar bloqueadores reversibles de la pubertad en menores transexuales hasta que estos confirmen su voluntad de iniciar el proceso de reasignación de sexo. Se trata de la primera evaluación conjunta a largo plazo de este tratamiento, que revisa la situación de 55 personas transexuales (22 mujeres y 33 hombres), ya en la edad adulta, en los que se utilizó esta estrategia siendo adolescentes. Las conclusiones no pueden ser más positivas: estos jóvenes disfrutan de una situación emocional equivalente, si no mejor, a la de otros jóvenes no transexuales de su misma edad.

El bloqueo de la pubertad facilita a los menores transexuales el no tener que pasar por la desagradable experiencia de ver cómo tu cuerpo se desarrolla en una dirección contraria a la de tu identidad de género. Es además un tratamiento reversible, que permite “congelar” el desarrollo de los caracteres sexuales secundarios (vello, barba, pechos…) durante unos pocos años hasta que el menor está legalmente capacitado para tomar la decisión de afrontar su proceso de reasignación.

Los jóvenes incluidos en el estudio comenzaron el bloqueo de la pubertad a una edad media de 13,6 años, mientras que se sometieron a la cirugía de reasignación a una edad media de 20,7 años (tras el correspondiente tratamiento hormonal, que comenzaron a una edad media de 16,7 años). Fueron evaluados tanto en los momentos intermedios como un año después de la cirugía. Los resultados finales son indiscutibles: los índice de ansiedad, distrés emocional y preocupación por la propia imagen corporal fueron similares o mejores a los de la población no transexual de su misma edad. También los indicadores de calidad de vida y felicidad. Ninguna de las personas se arrepintió del proceso seguido.

“La supresión de la pubertad es una intervención médica completamente reversible, lo que permite tanto a los adolescentes como a sus familias disponer de tiempo para explorar sus sentimientos relativos a la disforia de género y tomar una decisión definitiva sobre el tratamiento de reasignación de sexo”ha expresado la autora principal del estudio, Annelou de Vries, psiquiatra infantil de la Unidad de Disforia de Género de la Universidad Libre de Ámsterdam.

Más allá del legítimo debate sobre si este tipo de estudios no vienen sino a reforzar el enfoque patologizante de la transexualidad, creemos que se trata de una buena noticia, dadas las reticencias que establishment médico y autoridades sanitarias -de quienes en último término depende el acceso a este tipo de tratamientos- han venido presentando hasta ahora. Hasta la evidencia científica más ortodoxa avala ya una realidad sobre la que desde hace tiempo insisten las familias de los menores transexuales: el inicio de la pubertad supone un punto de inflexión que puede sumir al que hasta entonces era un niño u una niña feliz en un auténtico infierno que es sin embargo perfectamente evitable.

Con el objetivo de retirar a los transgénero de la clasificación de la OMS de trastornos mentales, científicos mexicanos realizaron el primer estudio de campo que demuestra médicamente que los cambios en la identidad genérica no son una enfermedad.

El estudio, publicado en la revista británica The Lancet Psychiatry, fue presentado en México el jueves por autoridades sanitarias y de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La investigación, informaron, es la primera de varias que ya se realizan en Brasil, Francia, India, Líbano y Sudáfrica, y que se presentarán en 2018 en la discusión de la décimo primer versión de la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-11) de la OMS y que sirve como referencia médica para los países miembros.

"Esta reclasificación no solo va a promover la discusión de nuevas políticas de salud para que la comunidad trans tenga mejores accesos a los servicios de salud y atención, sino que también (...) puede ayudar a reducir el estigma y el rechazo del que son víctimas", aseguró la doctora Ana Fresán, una de las autoras del estudio. 

En resumen, la investigación demuestra que las afectaciones psiquiátricas en la población transexual son producto de la violencia y discriminación que sufren y no, como se clasifica hasta ahora, como producto de su transexualidad.

"Si no es una enfermedad ahora entonces resulta que nunca lo fue, que quede claro, no es que antes fuera una enfermedad y ahora ya no", explicó Eduardo Madrigal, presidente de la Asociación Mexicana de Psiquiatría.

El estudio de campo consistió en 260 entrevistas retrospectivas, realizadas a adultos (mayores de 18 años) transgénero, que reciben atención médica en la clínica especializada Condesa, la cual trata exclusivamente enfermedades de transmisión sexual. 

Por su parte la presidenta del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, Alexandra Haas, aseguró que "es problemático que se asuma la identidad trans como patología.

"Pensar la identidad como una enfermedad nos obliga a buscar una cura, y en lugar de eso los esfuerzos institucionales deben enfocarse en reconocer la diversidad, promover la inclusión y garantizar los derechos", estimó.

En México los colectivos de la comunidad LGBTTI y autoridades de diversos niveles han logrado avances importantes en materia de inclusión en la última década.

La Ciudad de México fue la primera jurisdicción en América Latina en contar con uniones legales de personas del mismo sexo tras aprobar en 2007 la llamada "sociedad de convivencia" y en 2009 el matrimonio. 

 

En mayo pasado el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, emitió una propuesta de ley en el Congreso que lo elevaría a rango constitucional, además de una reforma para que el registro civil pueda expedir nuevas actas de nacimiento que reconozcan la identidad de género.

 

El hospital Virgen del Rocío, de Sevilla, ha realizado por primera vez una glotoplastia de Wendler, técnica quirúrgica que permite feminizar la voz a transexuales, según ha informado el director de la unidad clínica de Otorrinolaringología de este centro, Francisco Esteban.

EFE | Madrid | Actualizado el 05/11/2016 a las 19:00 horas

 

El doctor Esteban Ortega, catedrático de Otorrinolaringología en la Universidad de Sevilla, ha destacado que el Virgen del Rocío pasa a ser uno de los "escasísimos" centros hospitalarios públicos españoles que incorpora esta prestación a su cartera de servicios. Esta operación, mínimamente invasiva y que se realiza endoscópicamente, se practicaba hasta ahora en Andalucía únicamente en un centro privado de Marbella (Málaga), donde se ha intervenido a una decena de pacientes, pero con un importante coste económico para los afectados.

La glotoplastia de Wendler consiste, básicamente, en una desepitelización (raspado) del tercio anterior de las cuerdas vocales que generan los sonidos más graves, la posterior sutura de la zona afectada y la vaporización de la cara superior de ambas cuerdas con láser. Posteriormente, se evalúa el nuevo tono de la voz para comprobar que ha aumentado su tono.

En opinión del doctor Esteban, la incorporación de esta prestación a la cartera de servicios de la sanidad pública andaluza mejora la atención al colectivo transexual, que suele someterse a sucesivas intervenciones quirúrgicas, tanto de sus órganos reproductores como estéticas, y le ayuda a mejorar su autoestima y a superar marginaciones sociales.

Ha explicado que esta operación, que culmina diversos análisis y, en ocasiones, tratamientos endocrinos previos del paciente, se aborda ahora con relativa facilidad gracias a los avances tecnológicos y profesionales logrados por la Otorrinolaringología en los últimos años.

De hecho, la técnica de la glotoplastia de Wendler ya se ha visto mejorada desde su primera aplicación por nuevas aportaciones, como se ha puesto de relieve en un reciente congreso de esta especialidad celebrado en Sevilla.

Junto al cirujano otorrinolaringólogo, en este proceso participan también activamente endocrinos y logopedas, tanto en el estudio preoperatorio como en la recuperación tras la intervención quirúrgica, pues requiere de unos diez días de reposo vocal absoluto y de tratamiento de rehabilitación logopédica.

La glotoplastia de Wendler no se practica exclusivamente en transexuales, sino que también se aplica a mujeres que por haber sufrido patologías androgénicas adoptan un tono de voz más grave.

En algunas ocasiones, la intervención para feminizar la voz de transexuales se acompaña de otra operación para reducir el resalte en la piel de la denominada Nuez de Adán, por cuestiones estéticas, pues no influye en la voz, según ha explicado.

El colectivo no tendrá que acreditar la patología psiquiátrica de disforia de género para entrar en el proceso de cambio de sexo.

 

El diagnóstico de disforia de género ha dejado de ser condición sine qua non para que una persona transexual entre en el proceso de reasignación de sexo a través de la sanidad pública. "La transexualidad no es una enfermedad", ha dicho el consejero de Salud, Toni Comín, y no ha de ser tratada como tal. El Departamento de Salud ha dado un giro a la atención sanitaria que recibía el colectivo para "despatologizar" el abordaje a estas personas y ha eliminado el diagnóstico psiquiátrico de las condiciones de acceso. 

La puerta de entrada al sistema sanitario dejará de ser un psiquiatra con un diagnóstico de disforia de género. Los médicos de familia y Transit, la unidad especializada de apoyo, vehicularán el proceso de asistencia y acompañarán en el proceso de reasignación de sexo de las personas que quieran entrar en el circuito asistencial. Hasta ahora, para que una persona transexual comenzase el tratamiento hormonal, necesitaba estar diagnosticado con disforia de género. Alrededor de unas 437 personas están actualmente en medio del proceso de reasignación de sexo en Cataluña.

 

"Queremos despatologizar la realidad transexual y cómo se aborda desde el sistema de salud. Y si queremos hacerlo tenemos que ir hacia un modelo comunitario", ha explicado este lunes el consejero. El equipo multidisciplinar de Tránsit (un médico de familia, un ginecólogo, un trabajador social, una enfermera y un psicólogo) ya está preparado junto al centro de atención primaria de Manso, en Barcelona, para dar asistencia psicosocial y sanitaria a los transexuales que decidan emprender el proceso de reasignación de sexo. Estos profesionales serán los encargados, junto a los médicos de familia, de iniciar y controlar el circuito de cada paciente.

"Queremos que este nuevo modelo recoja una visión psicosocial y de no discriminación con la identidad de género sentida, que tenga una fuerte vinculación comunitaria y que sea respetuoso con la integridad, la libertad y la autonomía de los pacientes", ha explicado la doctora Pilar Magrinyà, directora general de Planificación en Salud. Salud también pondrá en marcha campañas de sensibilización y formación del colectivo sanitario para tratar a los pacientes y evitar la estigmatización.

"Tiene que ser una transición libre y marcada por las personas", ha puntualizado la doctora Cristina Nadal, directora de Atención Sanitaria del Servicio Catalán de la Salud (CatSalut). El Departamento revisará todos los protocolos sanitarios de atención al colectivo , pero Nadal ha matizado que seguirán prevaleciendo los criterios clínicos para acceder a una cirugía de reasignación de sexo, por ejemplo. Los requisitos para entrar en lista de espera son haber sido atendido en la unidad un mínimo de dos años, ser mayor de edad y llevar doce meses de tratamiento hormonal y doce meses de experiencia de vida real.

Para combatir las dilatadas listas de espera, sobre todo en el tratamiento quirúrgico, Salud ha inyectado alrededor de 274.000 euros en 2016 y prevé invertir otra partida de 258.000 euros mñas. Las demoras para el tratamiento hormonal alcanzan los tres meses —que es lo que tarda en visitar el endocrino— y para una histerectomía ronda los seis meses. Hay pacientes que llevan en espera desde 2010: hay 155 personas esperando para una vaginoplastia y 98 para una mastectomía (algunos desde 2011). El plan de salud también contempla un protocolo especial para la atención a menores transexuales. 

Adiós a la unidad especializada del Clínic

Salud también desmantelará la controvertida unidad asistencial que había en el Hospital Clínic de Barcelona para atender desde el tratamiento hormonal hasta la intervención quirúrgica. La cirugía de reasignación de sexo, que modifica los genitales de nacimiento de una persona para que sean como los del género con los que esta se identifica, se hacía hasta ahora desde esta la Unidad de Identidad de Género (UIG) del Clínic,  de referencia para todo el territorio. Pero esta UIG ha sido muy criticada por las entidades sociales por el trato que recibían los pacientes.

"A efectos de experiencia, esta unidad no formará parte del proceso porque no es congruente con el modelo que tenemos", ha indicado Nadal. Comín, por su parte, ha apuntado que la redefinición de este servicio es una decisión que "no está cerrada" y corresponde al CatSalut y al Clínic.

Fuente: ElPaís

Aquí encontrará establecimientos educacionales que están trabajando activamente por la inclusión:

 

 

 

Aquí encontrará información de contacto que hemos ido construyendo a lo largo del país:

 

 

 

Llevaba semanas esperando a que llegara el pasado sábado. La embajada sueca me había invitado al seminario “Libros que rompen-igualdad y diversidad en la literatura infantil” en la Casa del Lector de Matadero, y su programa prometía una sesión muy interesante de aprendizaje sobre uno de los aspectos que más me gusta trabajar con los libros infantiles, la diversidad e igualdad de género.

Anders Carlsson, Ministro Consejero de la Embajada de Suecia en España, inauguraba la sesión hablando de lo importante que es en Suecia que niñas y niños crezcan sabiendo que en todo momento tendrán las mismas oportunidades en la vida, independientemente de su género, y para todos los que estábamos allí fue toda una “experiencia religiosa” escucharle hablar con tanto compromiso sobre igualdad e infancia.

Abría el seminario Sara Iglesias, especialista en LIJ, que nos habló de los diferentes recursos gráficos que pueden utilizarse a la hora de llegar al lector y mejorar la comprensión del mensaje. Puso como ejemplos libros que en casa nos encantan y que están recomendados especialmente para tratar temas como la integración, la diversidad y el valor de las distintas capacidades y que utilizan figuras geométricas, formas abstractas y colores como elementos universales y versátiles con los que poder llegar a los niños con un mensaje global.libros-infantiles-diversidad

Por cuatro esquinitas de nada de Editorial Juventud. Una de las obras más representativas que pone en evidencia la exclusión.
“El cazo de Lorenzo” de Editorial Juventud. Sobre las dificultades y obstáculos de un niño con diferentes capacidades.
“Miércoles” de Océano Travesía. Un libro sobre la cooperación y las posibilidades del trabajo en equipo.
“Pequeño azul y pequeño amarillo” de Kalandraka. Una emotiva historia de amistad con tres colores como protagonistas.
“Pajarraco”  de Océano Travesía. Sobre la diferencia y la importancia de las diferentes capacidades.
“El jersey nuevo” de Andana. Por sus valores sobre la individualidad y la originalidad.

Después pudimos conocer a Karin Salmson, escritora y fundadora de la editorial Olikay una mujer inspiradora al 100% que puso en evidencia las diferentes características con las que se definen a los protagonistas masculinos/femeninos en la literatura infantil y la verdad es que da que pensar:Libros-para-educar-en-igualdad-y-diversidad

El título de la charla de Karin era “Cómo cambiar el mundo a través de la literatura infantil” y si estas percepciones sobre el “género” fueran distintas en los libros infantiles, serían una herramienta muy poderosa para que nuestros hijos sintieran y actuaran como iguales, independientemente de su género, y pudieran cambiar el mundo.

Karin nos hizo una pregunta para reflexionar y que os traslado. La mayoría de nosotros no tenemos problema en regalar a una niña un libro cuyo protagonista es un niño pero, ¿le regalaríamos un cuento a un niño en el que la protagonista fuera una niña? 

Åsa Lind, escritora y miembro de The Swedish Academy for Children’s Books, nos habló sobre la importancia de la palabra y los usos del lenguaje en los libros infantiles y nos puso varios ejemplos de la literatura infantil sueca en los que introducían el pronombre neutro hen de reciente incorporación al idioma, para referirse a los protagonistas del cuento. Al fin y al cabo, ¿qué importancia tiene asignarles un género determinado? no hay nada que uno u otro pueda o no pueda hacer por el simple hecho de ser niña o niño.

Tanto Asa como Karin valoraron muy positivamente el trabajo de la editorial Gato Sueco, que está traduciendo títulos fantásticos de la literatura sueca al castellano como “La mamá de Tesla no quiere”“El papá de Tesla no quiere”“Las piratas y el tesoro del arcoíris” o “¿Por qué llora el papá?”

Y la última intervención de Teresa Corchete, estuvo centrada en los personajes de los álbumes infantiles, especialmente en el papel que se le daba a las mujeres y las niñas de las historias, y puso varios ejemplos de libros responsables con el fomento de la igualdad y libres de estereotipos y clichés.libros-infantiles-diversidad“Elenita” la historia de una niña que lucha por perseguir su sueño de ser sopladora de vidrio.
“Rosa Caramelo” un clásico de Adela Turín sobre lo femenino y el color rosa
“Doña Eremita, reina de la carretera” sobre las aventuras de la intrépida Eremita al volante de un coche muy inusual
“Las lavanderas locas” la historia de unas lavanderas que un día se hartan de recoger y lavar lo que ensucian los demás
“El libro de los cerdos” sobre la responsabilidad en el hogar.
“La historia de los bonobos con gafas” de la auotora Adela Turín, pionera en la creación de álbumes sobre igualdad y coeducación.

Y hasta aquí el resumen de una jornada muy especial del que salí totalmente convencida de que la literatura infantil es una herramienta súper útil y cercana para que nuestros niños aprendan valores de todo tipo, y que es nuestra responsabilidad seleccionar para ellos los títulos de manera cuidadosa porque aunque cada vez se publican más y mejores álbumes, no todo vale.

Por cierto, si estáis por Madrid y os interesa conocer más sobre la literatura infantil sueca, podréis hacerlo en la exposición bibliográfica “Aquí hay niños creciendo” en la Biblioteca José Saramago de Madrid en donde se podrán consultar varios títulos y conocer más sobre su compromiso con los valores de igualdad de género.

Este documento es el resultado de un trabajo colectivo desarrollado en el marco del proyecto “Hacia la incorporación de un enfoque intercultural en escuelas con alto porcentaje de alumnos migrantes y en profesionales de Servicio País” (cfli-2016-cl-0009 Bringing an intercultural focus to schools with high percentages of migrant students and professionals of a national NGO Servicio País), eje- cutado por el Programa Interdisciplinario de Estudios Migratorios (PRIEM) de la Universidad Alberto Hurtado y la Fundación para la Superación de la Pobreza (FUSUPO), con el financiamiento del Fondo Canadiense para Iniciativas Locales 2016-2017, de la Embajada de Canadá en Chile.

El equipo de trabajo fue dirigido por Carolina Stefoni, de la Universidad Alberto Hurtado, y estuvo compuesto por Andrea Riedemann (PRIEM-UAH), Fernanda Stang (PRIEM-UAH), Andrea Guerrero (PRIEM-UAH), Antonia Garcés (FUSUPO) y Marta Camarena (FUSUPO). El trabajo de redacción de los textos introductorios y los del apartado dedicado a las herramientas teóricas, además de la compilación de experiencias nacionales, internacionales y dinámicas de trabajo, estuvo a cargo de Andrea Riedemann y Fernanda Stang. Antonia Garcés colaboró en el relevamiento de experiencias nacionales y de dinámicas grupales, y realizó un aporte invaluable al coordinar y participar en la implementación de los talleres que efectuamos en las regiones Metropolitana, de Arica y Parinacota, Tarapacá y Antofagasta, a partir de los cuales se gestó este texto. Andrea Gue- rrero coordinó el proceso de diseño e impresión, y estuvo a cargo de las tareas de difusión de las actividades del proyecto. Agradecemos además la colaboración de Luis Patricio Ibáñez Huerta, alumno pasante del PRIEM, que realizó un relevamiento de publicaciones y recursos en Internet vinculados a la interculturalidad.

Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y pueden no coincidir con las de las instituciones y organizaciones involucradas en este proyecto.

Descarga aquí

El libro de educación sexual lleva por nombre “Cherish Life” (Aprecia la vida) y forma parte del nuevo plan de estudios para los niños en las escuelas de China, promueve la equidad de género y también muestra una representación positiva de la comunidad LGBT+, mostrando todo tipo de parejas y familias demostrando que el amor es algo hermoso, sin importar tu orientación sexual.

 

libro de educación sexualEste nuevo libro tiene como objetivo enseñarle más a los niños acerca de sexo, género, diferentes orientaciones sexuales y cómo defenderse de depredadores sexuales. En una de las escenas representadas, dos niños le preguntan a su maestra acerca de una pareja de mujeres y esta responde “A la mayoría de la gente le atrae alguien del sexo opuesto, pero algunos se sienten atraídos por los del mismo sexo. Es algo muy normal. No debemos discriminar a estas personas”.

“El libro ha sido rigurosamente diseñado, probado y revisado. En China, el sexo es un tema tabú; los padres aún no quieren hablar de este tipo de cosas con sus hijos, mientras que los niños están cada vez más expuestos a las representaciones sexuales inexactas en los medios; esperamos que los niños puedan formar sus propios valores, basados en información científica  y precisa.

 

Afirmó en una declaración la autora del libro, “Beijing Normal University”.

Los bisexuales también están representados en el libro como “A algunas personas les gustan tanto el picante como el dulce. No hay nada que pueda sorprendernos”. El contenido en el libro que ha creado polémica es la parte en la que se muestra como es concebido un bebé, lo que no agrado a muchos padres, que consideran el material demasiado explícito para los niños de 6 a 12 años que reciben el material.

La educación sexual en China parece haber dado pasos agigantados y es que estamos seguros que  una sociedad bien informada es lo necesario para eliminar los estigmas acerca de todos estos temas.

Fuente: homosensual.mx

¿Qué significa ser transgénero?

Transgénero es un término general que se usa para describir a personas cuya identidad de género (el sentido de sí mismo como hombre o mujer) o expresión de género difiere de aquella que normalmente se asocia a su sexo de nacimiento. Muchos transgéneros viven parcial o totalmente como miembros del otro género. De manera general, cualquier persona cuya identidad, apariencia, o conducta caiga fuera de las normas de género convencionales se puede clasificar como transgénero. No obstante, no cualquier persona cuya apariencia o conducta sea atípica a su género se identificará a sí misma como transgénera.

¿Cuál es la diferencia entre sexo y género?

Sexo se refiere al estado biológico como hombre o mujer. Incluye atributos físicos como los cromosomas sexuales, las gónadas,

las hormonas sexuales, las estructuras reproductivas internas, y los genitales externos. Género es un término que normalmente se usa para referirse a las formas en que las personas actúan, interactúan, o se sienten consigo mismas, lo que se asocia con hombre mujer. Mientras que los aspectos del sexo son los mismos en todas las culturas, los aspectos del género podrían no serlo.

¿Cuáles son algunas categorías o tipos de transgéneros?

Los transexuales son transgéneros que viven o desean vivir totalmente como miembros del género opuesto a su sexo de nacimiento. Las mujeres biológicas que desean vivir y ser reconocidas como hombres se llaman transexuales mujer-a-hombre (MAH) u hombres transexuales. Hombres biológicos que desean vivir y ser reconocidos como mujeres se denominan transexuales hombre-a- mujer (HAM) o mujeres transexuales. Los transexuales usualmente solicitan

intervenciones médicas, ya sea a través de hormonas o de cirugías, para hacer que sus cuerpos luzcan lo más congruentemente posible con su género de preferencia. Este proceso de transición de un género al otro se denomina reasignación de sexo o reasignación de género.

Los travestis conforman el grupo de transgéneros más numeroso. Los travestis usan ropa del otro sexo. Existen variaciones con respecto a la manera en que se visten (desde una sola prenda a un atuendo completo) también como en sus motivos para hacerlo. Algunos travestis lo hacen para expresar sentimientos o identidades transgéneras; otros lo hacen por diversión, por comodidad emocional, o porque los excita sexualmente. La mayoría de los travestis son biológicamente hombres, muchos de los cuales se sienten sexualmente atraídos por mujeres.

Las drag queens y los drag kings son, respectivamente, hombre biológicos y mujeres biológicas que ofician como miembros del otro género a medio tiempo principalmente para actuar o entretener. Sus actuaciones pueden incluir cantar, doblar, o bailar. Los drags pueden identificarse como transgéneros o no. Muchos drag queens y drag kings se identifican como lesbianas, gays o bisexuales.

Otras categorías de transgéneros incluyen a los andróginos, los

bigénero, y los queers. Definiciones exactas de estos términos varían de persona a persona, pero comúnmente incluyen un sentido de mezcla o alternancia de géneros. Algunas personas que usan estos términos para describirse a sí mismas consideran como restrictivos los conceptos tradicionales de género.

¿Siempre han existido los transgéneros?

Los transgéneros han sido documentados en muchas culturas y sociedades occidentales y no occidentales desde la antigüedad hasta hoy. Sin embargo, el significado de la variación de género puede variar de cultura en cultura.

¿Por qué algunas personas son transgéneras?

No existe
generalizada de por qué algunas personas son transgéneras. La diversidad de las expresiones transgenéricas se contrapone a cualquier explicación simple o unitaria. Muchos expertos creen que factores biológicos como las influencias genéticas o los niveles hormonales prenatales, las experiencias tempranas en la familia de origen de una persona, y otras influencias sociales pueden todas contribuir en el desarrollo de conductas o identidades transgéneras.

una explicación

¿Cuál es la prevalencia de los transgéneros?

Es difícil estimar con precisión la prevalencia de los transgéneros en los países occidentales. Como mínimo, 2- 3% de los hombres biológicos estaría involucrado en el travestismo, al menos ocasionalmente. Estimaciones actuales de la prevalencia del transexualimo es de 1 en 10.000 hombres biológicos y de 1 en 30.000 mujeres biológicas. Se desconoce el número de personas pertenecientes a otras categorías transgenéricas.

¿Cuál es la relación entre lo transgénero y la orientación sexual?

Las personas normalmente experimentan la identidad de género y la orientación sexual como dos cosas diferentes. La orientación sexual hace referencia a la atracción que una persona siente hacia un hombre, una mujer, ambos o ninguno, mientras que la identidad de género se refiere al sentido que la persona tiene de sí misma como hombre, mujer, o transgénera. Usualmente las personas que sentían una atracción por las mujeres antes de la transición siguen sintiendo la misma atracción por las mujeres después de la transición y las personas que sentían una atracción por los hombres antes de la transición siguen sintiendo la misma atracción por los hombres después de la transición. Esto quiere decir que, por

ejemplo, un hombre biológico que se siente atraído hacia las mujeres seguirá sintiendo esta atracción hacia las mujeres después de la transición, y podría considerarse a sí mismo como lesbiana.

¿Cómo experimentan los transgéneros sus sentimientos transgéneros?

Los transgéneros experimentan sus sentimientos transgéneros de muchas maneras. Algunos pueden rastrear el origen de sus identidades transgéneras o actitudes y conductas de género atípicas hasta sus recuerdos más tempranos. Otros se dan cuenta que tienen una identidad transgénera o comienzan a experimentar actitudes y conductas de género atípicas más tarde en el curso de su vida. Algunos transgéneros aceptan o abrazan sus sentimientos transgéneros, mientras que otros luchan contra los sentimientos de vergüenza o confusión. Algunos transgéneros, específicamente algunos transexuales, experimentan una insatisfacción intensa con su sexo de nacimiento o con el rol de género asociado con ese sexo. Estos individuos son los que normalmente buscan una reasignación de sexo.

¿Qué deberían hacer los padres si sus hijos parecieran ser transgéneros o tuvieran un género atípico?

Los padres pueden tener la inquietud de que un hijo tuviera un género

atípico por una variedad de razones. Algunos niños expresan un gran angustia acerca de sus roles de géneros asignados o el sexo de sus cuerpos. Algunos niños experimentan interacciones sociales dificultosas con sus pares y adultos a causa de sus expresiones de género. Los padres pueden preocuparse cuando lo que ellos creían era una “fase” no parece pasar. Los padres de niños con género atípico pudieran necesitar trabajar con las escuelas y otras instituciones para tratar estas inquietudes. En la mayoría de los casos no ayuda mucho simplemente obligar al niño a actuar de una manera más típica. El apoyo de otros padres de niños con un género atípico también podría ser de ayuda.

¿Cómo es que los transgéneros hacen la transición de un género al otro?

Hacer la transición de un género a otro es un proceso complejo. Las personas que hacen esta transición normalmente comienzan por expresar su género de preferencia en situaciones donde se sienten seguros. Típicamente ellos intentan vivir todo el tiempo como miembros de su género de preferencia, haciendo pequeños cambios de manera paulatina.

La transición de género típicamente involucra la adopción de la apariencia del sexo deseado a través de cambios en la vestimenta y ornamentación

personal, la adopción de un nombre típico del sexo deseado, el cambio en la designación de sexo en los documentos de identidad, tratamientos hormonales, alteraciones quirúrgicas de las características sexuales secundarias aproximándolas así a las del sexo deseado, y en hombres biológicos, la remoción del vello facial con electrólisis o tratamientos láser. Encontrar un profesional de la salud que entregue una guía y los refiera a otros profesionales de apoyo es comúnmente un primer paso importante en la transición de género. Ponerse en contacto con otros transgéneros a través de grupos de apoyo y organizaciones de la comunidad transgénera es también muy útil.

La Harry Benjamin International Gender Dysphoria Association (HBIGDA), una organización profesional dedicada al tratamiento de los transgéneros, publica Los Estándares de Cuidado para Desórdenes de Identidad de Género, los cuales ofrecen recomendaciones para la entrega de procedimientos y servicios de reasignación de sexo.

¿Es ser transgénero un trastorno?

Una condición psicológica se considera un trastorno mental solo si causa angustia o discapacidad. Muchos transgéneros no sienten que sus sentimientos y rasgos

transgéneros les provoquen angustia o discapacidad, lo que implica que ser transgénero no constituye un trastorno mental per se. Para estas personas, el gran problema es encontrar los recursos, tales como los tratamientos hormonales, los tratamientos quirúrgicos, y el apoyo social que necesitan, de manera de poder expresar su identidad de género y minimizar la discriminación. No obstante, algunos transgéneros sí sienten que sus sentimientos transgéneros les provocan angustia o discapacidad. Esto es particularmente cierto en el caso de los transexuales, quienes experimentan su identidad de género como incongruente con su sexo de nacimiento o con el rol de género asociado con aquél sexo. Este sentimiento angustioso de incongruencia se denomina disforia de género.

Según los estándares diagnósticos de la psiquiatría Americana, como se expone en el Manual Diagnóstico y Estadístico de Enfermedades Mentales, las personas que experimentan una disforia de género intensa pueden ser diagnosticadas como un Trastorno de Identidad de Género. Este diagnóstico es altamente controversial entre algunos profesionales de la salud mental y transgéneros. Algunos argumentan que el diagnóstico patologiza inapropiadamente la variabilidad de género y debería ser eliminado. Otros

arguyen que, debido a que el sistema de salud en los Estados Unidos requiere de un diagnóstico para justificar algún tratamiento médico o psicológico, es esencial que se mantenga el diagnóstico con tal de asegurar el acceso a la atención de salud.

¿Qué tipo de problemas de salud mental sufren los transgéneros?

Los transgéneros experimentan la misma clase de problemas de salud mental que los no transgéneros. Sin embargo, el estigma, la discriminación, y el conflicto interno que muchos transgéneros experimentan puede exponerlos a un riesgo mayor a ciertos problemas de salud mental. La discriminación, la falta de apoyo social, y el acceso inadecuado a la atención de salud puede exacerbar los problemas de salud mental en los transgéneros, mientras que el apoyo de los pares, familia, y profesionales de apoyo pueden actuar como factores de protección.

¿De qué tipo de discriminación son víctima los transgéneros?

Las leyes antidiscriminación en la mayoría de las ciudades y estados de los Estados Unidos no protegen a los transgéneros de la discriminación basada en la identidad de género o en la expresión de género.

En consecuencia, a los transgéneros en la mayoría de las ciudades y estados puede que se les niegue la vivienda o el empleo, pueden perder la custodia de sus hijos, o tener dificultades para obtener reconocimiento legal de sus matrimonios, solo por el hecho de ser transgéneros. Muchos transgéneros

son blanco de crímenes de odio. La naturaleza ubicua de la discriminación basada en la identidad de género y la expresión de género puede hacer que los transgéneros se sientan inseguros o avergonzados, incluso cuando no estén siendo directamente victimizados.

¿Cómo puedo apoyar a los familiares, amigos o parejas transgéneros?

  • Edúcate en el tema transgénero.

  • Sé consciente de tus actitudes respecto a personas que presenten conductas o tengan una apariencia

    de género atípica.

  • Usa nombres y pronombres

    apropiados con la presentación e identidad de género de la persona; si tienes alguna duda, pregúntale su preferencia.

  • No supongas la orientación sexual de un transgénero, el deseo por tratamientos hormonales o quirúrgicos, u otros aspectos de su identidad o de sus planes de transición. Si tienes algún motivo para necesitar saber, pregunta.

  • No confundas la disforia de género con la expresión de género: los hombres con disforia de género pueden no parecer estereotípicamente femeninos, y no todos los hombres transgéneros presentan una disforia de género; las

mujeres transgéneras pueden no siempre aparecer estereotípicamente masculinas, y no todas las mujeres transgéneras presentan una disforia de género.

Mantén las líneas de comunicación abiertas con el transgénero en tu vida.

Busca apoyo para procesar tus propias reacciones. Puede tomar algo de tiempo acostumbrarse a ver a alguien que está haciendo la transición a una nueva forma. Tener a alguien cerca que esté pasando por una transición puede representar un ajuste y puede ser desafiante, especialmente para parejas, padres, e hijos.

Busca apoyo para lidiar con tus sentimientos. No estás solo. Los profesionales de la salud mental y grupos de apoyo para familiares, amigos y parejas de transgéneros pueden ser recursos útiles.

¿Dónde puedo encontrar información acerca sobre el tema transgénero

American Psychological Association

750 First Street, NE Washington DC, 20002
202-336-5500
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. (e-mail) www.apa.org/pi/lgbc/transgender

The Harry Benjamin International Gender Dysphoria Association, Inc. World Professional Association of Transgender

1300 South Second Street, Suite 180 Minneapolis, MN 55454 612-624-9397 612-624-9541 (fax) Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

(e-mail) www.hbigda.org
FTM International (FTM means

Female-to-Male)

740A 14th St. #216
San Francisco, CA 94114 877-267-1440
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. (e-mail) www.ftmi.org

Gender Public Advocacy Coalition

1743 Connecticut Ave., NW Fourth Floor
Washington, DC 20009 202-462-6610
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. (e-mail) www.gpac.org

National Center for Transgender Equality
1325 Massachusetts Ave., Suite 700 Washington, DC 20005 202-903-0112

202-393-2241 (fax)

www.nctequality.org

Parents, Families, and Friends of Lesbians and Gays (PFLAG) Transgender Network (TNET)
1726 M Street, NW

Suite 400
Washington, DC 20036 202-467-8180
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. (e-mail) www.pflag.org/TNET.tnet.0.html

Sylvia Rivera Law Project

322 8th Avenue
3rd Floor
New York, NY 10001 212-337-8550 212-337-1972 (fax)
www.srlp.org

Transgender Law Center

870 Market Street
Room 823
San Francisco, CA 94102 415-865-0176

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. (e- mail)
www.transgenderlawcenter.org

page7image15784 page7image15944 page7image16104 page7image16264 page7image16424 page7image16584 page7image16744 page7image16904 page7image17064 page7image17224 page7image17384 page7image17544 page7image17704 page7image17864

 

Asociación de Psicología Americana 750 First Street, NE
Washington DC 20002 - 4242

Oficina de Comunicaciones Públicas 202-336-5700

TDD: 202-336-6123

www.apa.org

Impreso en 2006 

Este documento disponible para compartir recoge conceptos básicos y necesarios para aproximarse a la temática de niños, niñas y adolescentes trans.  Te invitamos a leerlo y compartirlo.

 

Ver Presentación

 

Serena cumplirá ocho años en enero próximo, pero sólo hace cuatro que lleva su actual nombre. Su madre, Evelyn Silva, cuenta a La Hora que el nombre con el que la bautizaron cuando nació ahora pertenece al pasado, y Serena la reta cada vez que lo cuenta.

Serena nació con genitales masculinos, pero Evelyn cuenta que cuando tenía un año y medio y empezó a caminar, exploraba el mundo siempre con la tendencia de jugar con “cosas de niña”.

“A pesar de que tenía sus juguetes de niño y de que la vestíamos como uno, eso la incomodaba. Yo la vestía con su ropa y ella iba, se la quitaba y se vestía con la ropa de su hermana”, relata su madre.

“Nosotros decíamos que era una etapa, que se le iba a pasar, pero cuando empezó a ir al colegio era el mismo patrón. A pesar de ser tratada como niño, ella se comportaba como niña: se formaba en la fila de niñas, pintaba los dibujos que le daban a sus compañeras y ahí empieza el conflicto. Porque los demás no lo aceptan, no ven bien ese comportamiento y es cuando Serena empieza a preguntarse ¿por qué no puedo ser igual a todas?”, agregó.

Según relata Evelyn, eso ocurrió en 2013, cuando los casos de transexualidad en niños no eran comentados. Es así como comenzó a buscar en internet, a leer, a investigar, y empezó a observar más detenidamente a Serena.

“No era tanto la forma en que jugaba, sino el rol que adoptaba: siempre decía que era la mamá, la hermana, la profesora. En ese tiempo le preguntaba qué pensaba ser cuando grande y me decía que quería ser mujer”, explicó.

“Si un niño es muy propenso a la necesidad, en las vacaciones se les puede proponer ayudarlos a vivir en el género opuesto”.
Paz Quinteros, siquiatra socia de SOPNIA.

Finalmente, quien dio una respuesta para su comportamiento fue el pediatra, quien les recomendó buscar ayuda sicológica, pero no para Serena, sino que para sus padres.

Es así como la llevaron a tres sicólogos, donde uno le aconsejó que la obligara a ser más masculina, que tratara de mostrarle cosas de niño y que pasara más tiempo con el papá.

“Cerca de cuatro meses seguí esas indicaciones y al final ella empezó a sentirse muy mal, se despertaba todas las noches y preguntaba si mañana iba a despertar como una niña. Ahí me dije que esto no estaba funcionando, y así es que buscando ayuda llegué a una persona adulta transexual, quien junto a una sicóloga me confirmaron que Serena era una niña transexual”, dijo.
La experiencia que atravesó Evelyn junto a su familia la llevó a crear la Fundación Transitar, espacio donde visibilizan la transexualidad infantil, acompañando tanto a los niños como a sus familias en el proceso.

Según estimaciones de la fundación, en Chile habrían 150 casos aproximadamente de niños transgénero, 56 de los cuales han hecho el proceso de transición en Transitar.

El tema volvió a adquirir notoriedad luego que la semana pasada la Corte Suprema ordenó a la Clínica Alemana que reconociera la identidad de género de una niña de 6 años, y tal como solicitaron sus padres, decretó que el recinto debe modificar el nombre en su ficha médica (de niño a niña), pese a que aún no cambia en el Registro Civil. El tribunal argumentó el bien superior del niño.

Identidad

Janet Noseda, sicóloga especialista en género, magíster en sicología clínica y autora del libro LGBTI, explica que un niño es perfectamente capaz de afirmar cuál es su identidad sexual a los tres años.

“La identidad de género se muestra ya estable, es decir que no cambia, a los tres años más o menos. Entonces, un niño a los cuatro años de edad que es transgénero va a presentar conductas de querer vestirse con la ropa del sexo opuesto, va a llorar si le cortan el pelo, va a presentar problemas en la escuela por querer usar el otro baño, entre otras conductas”, explica la profesional.

El principal error ocurre cuando los padres, al no saber qué está pasando, los castigan u obligan a adoptar las conductas que corresponden con su sexo biológico.

“Hay pocos especialistas en el tema, pero en el fondo lo que se aconseja es que a los niños se les acompañe, que respeten su identidad de género primero, y que se confirme que es un niño transgénero, lo que se puede hacer con la visita a un sicólogo”, dice.

Noseda indica que siempre habrá padres que no van a aceptarlo, pero que es necesario que se piense en el bienestar superior del niño.

“En ese sentido los padres tienen que respetar la identidad de género del niño, subirse un poco al carro con ellos, ayudarlos, acompañarlos en su tránsito de género, pero nunca castigarlos o tratar de que esto retroceda, porque en el fondo la identidad de género se establece muy temprano, antes que la homosexualidad incluso, y no cambia”, destaca.

Sin embargo, no hay unanimidad en la comunidad científica. La doctora Paz Quinteros, socia de la Sociedad de Psiquiatría y Neurología de la Infancia y Adolescencia (SOPNIA), a pesar de que confirma que la identidad de género se puede consolidar entre los tres y cuatro años, indica que a esto se le conoce como disforia de género, “que antes se llamaba transexualidad o trastorno de identidad de género”.

“La identidad de género se muestra ya estable, es decir que no cambia, a los tres años más o menos”.
Janet Noseda, sicóloga especialista en género.

“El niño puede presentar una disforia de género y un rechazo hacia las características propias, pero sólo entre el 6% y el 23% de las muestras de niños con disforia persiste con esta identidad. O sea, la mayoría a la larga no continúa como disfórico, sino que solamente son homosexuales: ya no hay rechazo a las características sexuales ni deseo de pertenecer al otro sexo, sino que se convierte en un tema de homosexualidad”, sostiene la siquiatra.

A pesar de eso, Noseda destaca que “la orientación sexual, como es la homosexualidad, tiene que ver con una atracción, hacia quien uno se siente atraído, mientras que la identidad de género tiene que ver con si me siento hombre o mujer. Entonces puede haber una persona transgénero que es heterosexual o personas transgénero que son homosexuales, igual que cualquier persona”.
“Son absolutamente distintos. La homosexualidad se presenta a los diez años más o menos, que es cuando ocurre el primer enamoramiento, cuando comienzan las atracciones hacia las otras personas. En cambio, la identidad de género es mucho antes, a los tres años está establecida”, asegura la sicóloga.

A pesar de las diferencias, ambas profesionales destacan que es muy importante apoyar al niño, evitando las prohibiciones. Noseda detalla que cuando se le obliga a adoptar la identidad de género “errónea”, el niño puede presentar depresión, intentos suicidas, crisis de pánico y trastornos de angustia.

Por su parte, la doctora Quinteros aconseja que “si un niño es muy propenso a la necesidad, en las vacaciones o los fines de semanas los padres pueden proponerles ayudarlos a vivir en el género opuesto, pero que en el periodo escolar vayan en algo neutro, en el género que les corresponde según el sexo biológico que tengan”.

Proyecto de  ley establece  requisitos  para menores  de edad

En 2013 ingresó al Congreso un proyecto de ley que reconoce y da protección al derecho a la identidad de género, por lo que permite que las personas transgénero modifiquen su sexo y nombre legal ante el Registro Civil. El texto ha tenido una lenta tramitación, fundamentalmente por la incorporación de menores de edad entre quienes pueden acceder a este cambio.

En el proyecto se contempla que los menores de 14 años hagan el trámite ante un tribunal de familia, con el consentimiento de un juez, y no en el Registro Civil como los adultos.
La solicitud debe ir acompañada de un informe de salud mental y otro sicológico, y se debe descartar que sean los padres u otros tutores quienes soliciten el cambio. Además, se debe acreditar un año de orientación o acompañamiento profesional para optar a la modificación.

Proximos Eventos


Grid List

Principios sobre la aplicación de la legislación internacional de Derechos Humanos en relación con la orientación sexual y la identidad de género.

Descarga aquí

Nos hemos visto enfrentados a varias situaciones que nos tienen muy preocupados, en relación a procesos resolutos vinculados a niños y niñas con sexo indeterminado...

Descarga aquí